Blogger Widgets

E N L A C E S

SITIO WEB INFORMATIVO DE ORGONITAS -ENLACES A INFORMACION

sábado, 13 de julio de 2013

Lo que no se dice sobre la contaminación electromagnética

25 de junio de 2013 a la(s) 17:52


Ángel Sturman, un vecino rionegrino afectado por la contaminación electromagnética, contó el trabajo y la investigación que están realizando en Río Negro. Además de ser paciente oncológico, toda su familla fue afectada por estar viviendo bajo una torre con diez antenas que finalmente lograron retirar.
A partir de ser afectado por la contaminación electromagnética, Ángel Sturman comenzó un trabajo de concientización con jornadas en la Universidad del Comahue, a la par del trabajo para dar impulso a una legislación que regule el conflicto.

"Me puse en contacto con investigadores y científicos que están en esta misma temática, como el ingeniero Néstor Hugo Mata, de la Universidad Tecnológica de Bahía Blanca y el Dr. Raúl Montenegro, Premio Nobel Alternativo, que se dedicaban a este tipo de investigación”, cuenta Sturman sobre el recorrido.

Así, las investigaciones demostraron que se tapaban y se siguen tapando muchas comprobaciones científicas respecto a la contaminación electromagnética. “Tenemos en nuestro poder muchos estudios, algunos realizados sobre la glándula pineal, que está en medio del cerebro y está en relación con el sueño, el crecimiento, la sexualidad. Es por ella que se considera, por ejemplo, que no se debe dormir con un celular pegado a la oreja, porque estas ondas inhiben la melatonina, que es una sustancia que segrega esta glándula, por eso se produce insomnio”.

Sturman explica que lo que emiten las antenas de telefonía móvil y el wifi son ondas no ionizantes, que no destruyen las células pero sí son genotóxicas. Eso significa que producen diferentes tipos de efectos, ya sean térmicos o biológicos. “Los primeros los podemos comprobar con ponernos un rato el celular en el oído, sentimos calor, que es el mismo efecto que produce el sistema de microondas. 

Los otros efectos, los biológicos, son los que causan más daño a la salud de la gente: dolores de cabeza, alteraciones epidérmicas, hipertensión arterial, insomnio y otras patologías como fibromialgia, fatiga crónica y por ultimo aceleración de células cancerigenas”, dijo.

“Estamos realmente muy preocupados -aclaró Sturman-, porque hay una Ley Nacional, la 25675, que es la Ley General del Ambiente que es la que se está violando permanentemente: dice que las autoridades en caso de duda deberían actuar rápidamente ante la posibilidad de daño a la salud y a la población. Esto es un tema primordial de salud, por eso estamos haciendo una campaña directamente desde España para parar el wifi en las escuelas. Nos parece muy bien que haya Internet, pero creemos que cada computadora debería estar cableada y no usar el sistema inalámbrico porque daña mucho la salud de los chicos, les produce dolores de cabeza, irritabilidad, falta de atención. Uno cree que son otras causas y va al medico… pero recién el año pasado se comenzó la carrera de médico de medioambiente, no están actualizados y hay muchos que miran para otro lado, y si uno tiene un problema de vértigo te derivan por un problema cervical y a veces las causas son estas ondas”.

Ante todos estos aspectos, el conflicto más importante, dijo, es que no hay legislación al respecto. “Nosotros estamos peleando acá en Río Negro un proyecto de ley desde el año 2008, pasó de una comisión a otra y ahora está parado y cajoneado. Lo que pedimos es el traslado de todas las antenas de telefonía móvil a una distancia mínima de 1500 metros de la última casa de los ejidos urbanos. Lo que pasa es que las grandes corporaciones tendrían que invertir y no lo quieren hacer. Y como no hay una legislación estas empresas hacen lo que quieren”.

Finalmente se refirió a la necesidad de concientización social: “No estamos en contra de la tecnología, sino de que se bajen las densidades de potencia, y también concientizar a la gente de cómo usar los celulares. Hay que explicar los riesgos, que se use con manos libres, no usarlo como despertador, no usarlo en zonas sensibles. Por esto hemos realizado jornadas internacionales, pero los políticos están mirando para otro lado. Parece exagerado, pero nosotros vamos con los estudios en nuestras manos: hay estudios hechos en todo el mundo. Acá lo único que va a dar resultado es que la gente reaccione”

No hay comentarios:

Publicar un comentario